Amor de desayuno

Hoy es el Día de los Enamorados y es cuando la cabeza llega a crujir de tanto pensar en algo diferente y al mismo tiempo lindo para disfrutar con aquella persona que te saca suspiros y canas verdes. Sin embargo, después de darle tantas vueltas, las alternativas no son muchas y se llega a lo mismo: un lugar lleno de gente, con música estridente y laaargas esperas.

Mala cosa.

Pues, no. Mejor evita el estrés y disfruta desde el principio, aprovechando la mañana y entregando toda tu atención a quien amas. ¿Cómo? Desayunando en Rocciato. Te esperan las clásicas y sabrosas tostadas de jamón y queso, acompañadas de un natural y refrescante jugo prensado de naranja, un cappuccino en su punto y queque de zanahoria con nueces (que es un regaloneo para el paladar).

Es una opción encantadora si lo que quieres es comenzar bien la jornada, haciendo más dulces las horas del Día de San Valentín ¡desde el principio! Además, casi podemos asegurar que el final del día también va a ser mejor. 😉